Nacionales

Ejército adquirió equipamiento antiterrorista

Robot de desactivación, vehículo aéreo no tripulado y un inhibidor de comunicaciones

El Ejército Nacional adquirió recientemente nuevos equipamientos para la lucha contra el terrorismo. Se trata de una compra cuyo monto asciende a casi 300 mil dólares. Los equipamientos estarán destinados a la Brigada de Desactivación de Artefactos Explosivos (EDAT) dependiente de la Brigada de Explosivos.

Los equipos son un robot mediano de desactivación que cuenta con un cañón de 340 municiones cuyo costo fue de 255.800 dólares; un Vehículo Aéreo No Tripulado (VANT) para uso en las zonas de fronteras de 3.600 dólares, y un sistema inhibidor de comunicaciones de 35.200 dólares.

Días atrás, el subsecretario del ministerio de Defensa nacional Jorge Menéndez confirmó que el gobierno ha decidido redoblar la vigilancia en las fronteras de todo el país ante los hechos de actividad terrorista. “Se está tratando de recomponer una situación de seguridad y de soberanía que el país vivió hace unos cuantos años,” consideró Menéndez a la prensa.

Las acciones de vigilancia se acoplan a una serie de acciones que se están desarrollando en algunas embajadas y empresas extranjeras instaladas en el país. Las sedes diplomáticas en las que se ha redoblado la vigilancia son las de Estados Unidos, Israel y Francia.

El subsecretario de Defensa Nacional sostuvo que el nuevo equipamiento como radares tácticos instalados en lugares estratégicos de las fronteras, así como equipos móviles, son para que “puedan dar respuestas eficientes a un mundo que no es el mismo de tiempo atrás porque las distancias ya no existen en un mundo globalizado”, concluyó.

Menéndez comentó días atrás que el Comité Contraterrorista de la Organización de las Naciones Unidas ONU trasladó a Uruguay la necesidad de que nuestro país posea un plan estratégico y coordinado contra eventuales acciones terroristas aunque se dejó en claro que si bien se toman estas medidas fundamentalmente “precautorias”, se descarta que ocurra un atentado en Uruguay.

“Si bien Uruguay es un país de paz, sin conflictos nacionales ni regionales, tenemos que tensar nuestras fuerzas para poder, de alguna manera, tener una estrategia de respuesta”, consideró Menéndez.

A pocas semanas que el país pase a formar parte del Consejo de Seguridad de la ONU de manera temporal, (asumirá el próximo mes de enero) el canciller Rodolfo Nin Novoa sostuvo que Uruguay “está en deuda” con una estrategia nacional contra el terrorismo. Confió que “la estamos elaborando y nos vamos a sumar, como siempre se ha sumado el Uruguay a ser un contribuyente importante a la solución de los problemas globales”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *