Nacionales

En sus trece

Diyab no permitió ser asistido por médicos forenses

Los médicos concurrieron a la casa de Jihad Diyab para revisarlo, pero el ex recluso de Guantánamo volvió a negarse a recibir asistencia.

Tres médicas forenses llegaron en la tarde del jueves al apartamento de Jihad Diyab, por orden del juez penal de 12.º turno, Nelson Dos Santos. Según informó este viernes el diario El País, las doctoras llegaron acompañadas de un agente de inteligencia que fotografió el apartamento del ex recluso de Guantánamo.

El caso llegó a la Justicia a través de una denuncia realizada por el Ministerio de Salud Pública en la que se había advertido dificultades para acceder a Diyab.

El ex recluso de Guantánamo decidió, una vez más, no recibir asistencia médica cumpliendo 63 días de huelga de hambre en los que, excepcionalmente, tomó agua y recibió suero.

Diyab exige a Uruguay que lo ubique junto a su familia en un país árabe, pero Cancillería, hasta el momento, no ha logrado la aceptación de ninguno de los países con los que ha intentado.

El jueves, allegados a Diyab negaron haber impedido el ingreso de los médicos de ASSE señalando que fue el propio Diyab quien no quiso recibirlos. En un comunicado, señalaron que en la mañana del martes un enfermero de ASSE y el Dr. Francois Borde llegaron para realizar una extracción de sangre a Diyab, lo que no fue permitido por el ex recluso de Guantánamo.

“Consultado Diyab al respecto, no quiso ser examinado. Esa respuesta se le trasladó al Dr. Borde, quien podía pasar a conversar con el propio Diyab para tratar de convencerlo, como han intentado tanto él como otros médicos en otras ocasiones en las que Jihad no aceptaba intervención médica, pero el doctor aparentemente no lo consideró pertinente en ese momento, pues se quedó unos minutos más conversando con los allegados y luego se retiró, despidiéndose cordialmente”, señalaron.

“Nos indigna y nos sorprende mucho el hecho de presentar una denuncia falsa en momentos tan delicados. No entendemos el cometido de esta maniobra, y pensamos que las autoridades responsables de haber dado cabida a esta denuncia deberían dar alguna explicación formal a la opinión pública, al propio Jihad y a los médicos que se han encargado del caso hasta el momento, así como determinar responsabilidades y sanciones para quien haya presentado falso testimonio”, agregaron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *