Si bien el triunfo uruguayo no fue inesperado, el resultado y la diferencia de desempeño de los equipos sorprendió a los aztecas.

La velada del jueves dejó muy buen sabor de boca para la selección uruguaya de cara al mundial, así como muchas dudas en las filas mexicanas.

Uruguay se llevó nota diez: fue efectivo adelante, dinámico en el medio e inconsútil en el fondo, ante un México que no pudo en ningún momento levantar cabeza.

El 3-0 final cayó como un balde agua fría en la afición y la prensa mexicanas, y provocó una desazón que se vio reflejada en las redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *