Algunos resultados del examen médico fueron remitidos al Hospital Pereira Rossell para su correspondiente análisis.

La autopsia realizada a la bebé de cuatro meses que falleció en Maldonado la semana pasada arrojó los primeros resultados, que fueron remitidos al Hospital Pereira Rossell en Montevideo.

De acuerdo con el documento, a la niña fallecida no se le encontraron signos de violencia que expliquen su muerte. Esto indica que, según la información primaria del caso, la muerte no fue producto de una intención.

El director del Pereira Rossell, Álvaro Galiana, explicó que alrededor de 40% de las muertes de bebés no se les encuentra un motivo concreto. La madre de la niña indicó a las autoridades que el día del fallecimiento, su hija presentó un extraño sangrado en la nariz.

Además, cuando la fue a observar encontró que su cuerpo tenía una llamativa baja temperatura corporal.

La madre está imputada desde abril por un delito de lesiones graves culposas en reiteración real y otro por omisión de asistencia en calidad de autora, por lo que presentaba imposibilidad de salir de su casa debido a las medidas cautelares impuestas por la Justicia.