El propietario de un comercio escucho ruidos ayer, en la madrugada por lo que se dirigió al lugar encontrándose con la sorpresa de haber sido victima de un robo.
El comercio se encuentra lindero a su finca en barrio Nuevo Uruguay por lo que pudo hacerse presente rápidamente encontrándose con que la puerta principal se encontraba dañada y el hurto de una caja que contenía aproximadamente la suma de $ 1.000 en monedas. Investiga Seccional 4ta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *