El auto que se encontraba estacionado frente a la casa de su dueño tuvo la visita inesperada de amigos de lo ajeno que pudieron entrar a su interior y llevarse algunas cosas.
El auto fue estacionado en horas de la noche y al pretender ser ocupado por el dueño este se percata que le habían forzado la puerta del conductor y que ya no se encontraban mochila color negro que contenía una agenda, una cartuchera con útiles, una billetera con la suma de $ 2.000 y documentos; una campera negra marca Benson & Thomas; una matera de cuero color gris y doce pasajes para viaje a Paysandú.

La denuncia fue radicada en la Seccional Quinta ya que el domicilio está ubicado en la zona del barrio Villa España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *