La empresa dedicada a los deportes extremos buscaba que por primera vez se lograra que un piloto despegara en un avión y aterrizara en otro.

El último truco aéreo de Red Bullo terminó en desastre el pasado domingo, luego que una aeronave que participaba de un “cambio de avión”, perdió control y se estrelló en el desierto de Arizona, según informó el portal American Military News. Sin embargo, afortunadamente no hubo ningún herido en el accidente.

Según el sitio web de la compañía dedicada a los deportes extremos, los paracaidistas Luke Aikins y Andy Farrington planeaban “pasar a la historia como los primeros pilotos en despegar en un avión y aterrizar en otro”. Durante el truco, que se denominó “cambio de avión”, los paracaidistas pilotarían sus aviones a más de 4.200 metros antes de saltar de ellos en el aire simultáneamente, dejando ambos aviones temporalmente sin tripulación.

En un video del truco se observa que uno de los pilotos logró meterse en el otro avión con éxito y aterrizarlo, pero el segundo se vio obligado a abrir su paracaídas al tiempo que su avión giraba fuera de control.

La página web de Red Bull explicó que la hazaña requería que ambos pilotos pusieran sus aviones en picada en tándem y activaran un sistema de piloto automático personalizado.

“Cada avión también ha sido equipado con un freno de velocidad y ruedas más grandes que las estándar para ayudar a crear más resistencia y reducir la velocidad de descenso y garantizar que los paracaidistas puedan alcanzarlos. El piloto automático se activará una vez que los pilotos hayan entrado manualmente en picada y apagado los motores para hacer que los aviones se detengan en el aire”, sostenía el sitio web de la compañía.

“Con los aviones manteniendo su trayectoria en picada, Luke y Andy saldrán de sus aviones y se lanzarán en paracaídas a aproximadamente 2,000 pies sobre el nivel del suelo antes de subirse al otro avión”, decía.

“Una vez de regreso dentro de su nuevo avión, Luke y Andy apagarán el piloto automático, retraerán el freno de velocidad y reiniciarán los motores, mientras nivelan. Luego apagarán el humo para mostrar a todos que la misión ha sido exitosa”, agregaba el postulado.

Según informó Fox News y consigna el portal anteriormente citado, la Administración Federal de Aviación (FAA) originalmente le negó a Red Bull su pedido de realizar el truco.

“La FAA ha considerado la petición y determina que otorgar una exención de § 91.105 (a) no sería de interés público y no puede determinar que la operación propuesta no afectaría negativamente la seguridad”, había publicado la agencia, que ahora se encuentra investigando el accidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *