A la hora 10:10 personal de Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO) concurre a la intersección de calles Andes y Valentín donde una mujer solicitaba “auxilio”, en el lugar se entrevistan con una mujer de 44 años de edad quien manifestó que próximo a la hora 09:00 sale de su domicilio para hacer mandados; unos 20 minutos después nota que se había olvidado de algo retornando al domicilio.

Al ingresar constata que su dormitorio se encontraba en completo desórden, al mismo tiempo sale detrás del ropero un sujeto, la tira al piso, la comienza a golpear y a revisar en forma agresiva las prendas que llevaba puesta en busca de dinero.

Al lograr sacarle el teléfono celular marca SAMSUNG, modelo A70 le propina un golpe en la zona del pómulo y se da a la fuga por los fondos.

Luego que el agresor se retira en el fondo de la vivienda recuperó su teléfono celular el cual se había caído en la huida, constata ademas el hurto de una campera marca NIKE y una caja de cigarrillos.

Se realizaron recorridas por la zona, donde por información colectada, con autorización del propietario se ingresó a una vivienda de calle Valentín logrando ubicar a un sujeto de 27 años de edad escondió en una casilla de perros. Puesto en conocimiento Fiscalía dispuso: “certificado primario de la víctima, coordinar médico forense en forma urgente, acta a denunciante, testigos y policías aprehensores.

Que el sujeto continué en calidad de detenido, acta por Art. 61 del CPP., traslado a Fiscalía”.

Culminadas las actuaciones en Juzgado Letrado de Primera Instancia en lo Penal y de Adolescentes de Segundo Turno de Salto, condeno a J.P.M.S como autor penalmente responsable de un delito de rapiña especialmente agravada en concurrencia fuera de la reiteración con un delito de lesiones personales, a la pena de cinco (5) años y seis (6) meses de penitenciaria, con descuento del tiempo de detención sufrido y de su cargo las accesorias legales de rigor (Art. 105 Lit. E del C.P.).