CRISIS EN EL NORTE Y EL LITORAL DEL PAÍS POR EL AVANCE DEL AGUA

El Presidente Vázquez dispuso que se analicen todas las opciones de financiamiento para garantizar la asistencia a los afectados, cuyo número asciende a unos 17.000 en todo el país.

El prosecretario de la Presidencia y director del Sistema Nacional de Emergencia (Sinae), Juan Andrés Roballo informó este lunes que el número de personas desplazadas por las inundaciones llega a 17.000.

Ante esta situación de emergencia, el presidente Tabaré Vázquez “dispuso que se analicen todas las opciones de financiamiento para garantizar la asistencia”. Esto incluye fondos para atender a emprendimientos productivos, en coordinación con las intendencias de los departamentos afectados.

El Ministerio de Economía y Finanzas y la Oficina de Planificación y Presupuesto (OPP) estudia la forma de instrumentar una ayuda extraordinaria para respaldar a las personas afectadas por las inundaciones ocurridas en las últimas semanas de diciembre, informaron  Roballo y Martín Dibarboure, subdirector de la OPP,

Los jerarcas adelantaron que las medidas incluyen contrataciones para trabajar en reconstrucción de los hogares, que servirán para sustento económico y como forma de recuperar unidades productivas. Estas acciones se van a conocer una vez recabados los datos y analizadas las consecuencias de las inundaciones.

Dibarboure también mencionó el diseño y discusión de apoyo en infraestructura a las intendencias, así como apoyo a sectores productivos, mediante líneas de acción que serán definidas junto con los intendentes. “Son recursos que estamos tratando de tener disponibles con los distintos programas de la OPP”, explicó, tendientes a brindar una respuesta “creativa y responsable”.

Roballo aclaró que todas las solicitudes realizadas para respaldar emprendimientos productivos van a ser analizados y recibirán ayudas en función de la sustentabilidad social de los mismos.

El prosecretario y director del Sinae destacó que los departamentos de Artigas y Rivera se preparan para efectuar las inspecciones sanitarias, sobre las viviendas, de saneamiento y de energía eléctrica que habilitarán el retorno de los desplazados por las inundaciones hacia sus hogares.

En los departamentos de Salto, Paysandú y Río Negro el retorno a los hogares será más lento porque el embalse de la represa de Salto Grande está administrando el caudal de agua para no generar un daño mayor y contar con un margen mayor para atender imprevistos meteorológicos.

Por otra parte, Roballo destacó que, por ejemplo en Paysandú, se llegó a un nivel tan “afinado” del sistema que dos embarazadas pudieron ser trasladadas a centros de asistencia médica. En las distintas zonas, hay rondas de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) para monitorear la salud y la alimentación de los evacuados.

Mencionó las expresiones de solidaridad y voluntariado de vecinos y personas de distintos departamentos, mediante donaciones y presencia física, con brigadas de asistencia.

Mañana se citará la comisión sectorial de descentralización, 6 ministerios y 6 intendentes, analizar en base a evaluaciones qué tipo de ayuda se requerirá en cada departamento. “El gobierno dispuso todas las herramientas para minimizar el daño”, concluyó.

Finalmente, explicó que el gobierno invitó a los diferentes líderes políticos que se preocuparon desde el primer día con la población afectada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *