A partir del año próximo y bajo la orientación del obispo Pablo Galimerti, comenzará a funcionar un centro educativo secundario para atender las necesidades de adolescentes y jóvenes que viven en asentamientos del departamento de Salto.

La fundación denominada “Purificación” se concentrará en las instalaciones de la Capilla Treinta y Tres Orientales, ubicada en el barrio Nuevo Uruguay.

Monseñor Pablo Galimberti quien está al frente de este proyecto y se dedicará a él una vez que le sea aceptada la renuncia por el Papa Francisco al haber cumplido 75 años de edad, señaló  que la orientación para los jóvenes que participarán de la propuesta educativa, “básicamente” apuntará a la currícula de la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU), sin perjuicio de apoyar las vocaciones que surjan para carreras universitarias, las cuales la fundación también está dispuesta a atender.

“El enfoque de este centro educativo que tendrá como nombre Ibirapitá, será en base a la currícula de UTU y para eso ya iniciamos los contactos con sus autoridades. Si después desean incursionar o continuar sus estudios universitarios, también lo podrán hacer, de modo que se tiende a un liceo técnico. Esto lo vamos a definir en pocos días”, aseguró el obispo Galimberti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *